Categorías
Columna

EL FRACASO DEL ALCALDE DE CHIAUTEMPAN

El presidente municipal de Chiautempan tenía todo para ser el mejor. Sin embargo, a tres años seis meses de su gestión, está al frente de un ayuntamiento endeudado, la incapacidad para encarar los retos es evidente, traiciones y muchos inconformes a los que tendrá que informar el porque no invirtió 2.3 millones de pesos que le presupuestó la federación para dos obras importantes, dinero que fue embargado por el Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCYA) para el pago de dos laudos en ejecución

POR LIMÓN

La incapacidad no respeta colores partidistas condición social y menos la simulación.

Este es el caso del presidente municipal de Santa Ana Chiautempan.

Es una realidad que cuando se debilita el poder de una administración se fortalecen los grupos que dañan y agreden a la Sociedad. Esto es lo que ocurre en Chiautempan, municipio donde Héctor Domínguez Rugerio es notoria su incapacidad para gobernar.

Cuando ganó las elecciones en 2017, Héctor Domínguez Rugerio se apuntaba para ser el mejor edil de Tlaxcala, sobre todo tenía el apoyo de la mayoría de la ciudadanía, ningún alcalde había llegado con tan bueno augurios.

Domínguez Rugerio asumió el mando de la administración con el reclamo generalizado de la sociedad, que pedía una revisión a fondo de las finanzas municipales, tras el pésimo gobierno de Antonio Mendoza Romero.

En plena campaña, se había comprometido a una Reforma estructural de la administración y a un manejo austero, así como eficiente de los recursos. Pero de repente todo se tornó oscuro.

El alcalde de Chiautempan comenzó a tocar la realidad salto a la escena pública, su cuestionada incapacidad que se evidencia cada vez más para poner por el camino del progreso al municipio.

Salió a la luz que había mentido al electorado a quienes, en campaña, siempre les dijo que su política de trabajo era a favor de la gente más necesitada. Los reclamos contra Domínguez Rugerio son que solo gobierna para sus amigos y para algunos sectores de la sociedad de Chiautempan.

Ahora les tendrá que informar por qué no invirtió 2.3 millones de pesos que el gobierno federal le presupuestó para dos obras públicas; la primera, la reparación de la cúpula del “Padre Jesús del Convento” y la segunda, el paradero turístico de la Antigua Estación del Tren.

También, tendrá que dar nombres de quien fue el traidor que informó a los abogados de la cuenta bancaria donde se depositaron 2.3 millones de pesos que fueron embargados por el Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCYA) para el pago de dos laudos en ejecución.

La federación le requiere al edil el reembolso del dinero no utilizado para estas obras. Tres años seis meses de la administración dominguista son suficientes para consolidar el gran desencanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s