Categorías
Columna Sin categoría

SIN CONSECUENCIAS NI CASTIGO ATACAN LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN

POR LIMÓN

Nosotros los tlaxcaltecas nos hemos acostumbrado a que las principales arterias del Estado por cualquier inconformidad en los municipios estén bloqueadas.

Nos hemos acostumbrado a que nuestros derechos se vean, una y otra vez vulnerados en la reivindicación del derecho a los demás.

No es solo lo que significa que sea posible bloquear autopistas y carreteras federales, robar autobuses e interrumpir la vida ciudadana sin que haya consecuencias ni castigos, es que un malentendido de la democracia nos hace confundir a los tlaxcaltecas el derecho a la expresión y a defender nuestros derechos legítimos, con pisotear de manera constante a los derechos de los otros.

Esta reflexión viene porque el viernes aparecieron en escena pobladores de la comunidad de Popocatla-Ixtacuixtla, son de los que apuestan por el caos, muy temprano vandalizaron las vías de comunicación federal y autopista Tlaxcala-San Martín Texmelucan, secuestrando la libertad económica al impedir el libre desplazamiento de bienes y servicios.

El pretexto, la instalación de una gasolinera en esa comunidad, porque presumen irregularidades, la respuesta es clara no tienen respeto alguno por la ley, menos a los miles de conductores que transitan por esas carreteras… ¿Por qué exigen que se les trate conforme a la Ley y se les respete sus derechos?

La respuesta es clara. Son “perturbadores” y por principio no respetan las reglas para proteger el interés de la sociedad, la sociedad no tiene por qué respetarlos.

He comentado muchas veces, una cosa es el derecho de cualquier ciudadano a manifestarse pacíficamente respetando siempre la integridad y mientras no provoque.

Recomiendo a este puñado de ciudadanos que seguramente están muy contentos por bloquear las vías de comunicación no echen las campanas al vuelo.

En cualquier momento, ojalá no pase; puede haber sangre porque la tensión es mucha entre los conductores afectados y esta guerra de unos cuantos contra todos puede terminar mal.

Pero el problema es que realmente, de esta resistencia al progreso que muchos consideran necesaria, se pueden estar escondiendo otras guerras, otros instrumentos y otros jugadores no tan visibles pero que pueden hacer saltar la bronca.

Las acciones del viernes deberían servirnos para meditar quien juega de verdad la partida de póker detrás de lo que se ve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s